La presencia de Oriente en Jorge Luis Borges

9 de abril de 2015
Sesión académica a cargo de Mercedes Giuffré, organizada conjuntamente por el Comité de Asuntos Asiáticos y el Comité de Cultura
Por Amelie Harbisch

La magíster Mercedes Giuffré inició la sesión académica refiriéndose a la atracción general del Oriente como fuente creativa para el imaginario occidental desde los siglos XVII y XVIII. La influencia del Oriente en las obras de Jorge Luis Borges, según Giuffré, ya se advierte en sus primeros textos. En primer lugar, la expositora mencionó a los cuentos de "Las Mil y Una Noches" como una fuente importante para la enorme imaginación del escritor. Un tema principal en estos cuentos es la idea de que toda la realidad es un sueño. Este tema proviene del budismo, otro recurso imaginativo de Borges.

La expositora subrayó que "se advierte en la obra de Borges un especial cuidado en no vincular todo lo que tenga que ver con Oriente con lo exótico". En la opinión de Borges, el Oriente había recibido mucho perjuicio falso a manos del mundo occidental ya que necesitaba crearse un "otro", un opuesto. Por el contrario, para Borges, el Oriente era una forma de cuestionar irónicamente a las certezas de la metafísica occidental.

Giuffré eligió dos casos ejemplares para mostrar la influencia del Oriente sobre la obra de Borges: la literatura japonesa y la literatura china. La presentadora explicó que la literatura japonesa, sobre todo las formas poéticas muy concisas de los tanka y de los haiku, atrajo mucho a Borges, quien adhirió al movimiento literario del ultraísmo y buscaba siempre la síntesis concretada en pocas palabras. Impresionado por la cortesía y la convivencia de las religiones en Japón, Borges se sintió como un "mero bárbaro" en "esta cultura tan avanzada".

"Se advierte en la obra de Borges un especial cuidado en no vincular todo lo que tenga que ver con Oriente con lo exótico"

La académica continuó su exposición señalando la influencia de la cultura china en Borges. Explicó que China siempre tuvo un lugar privilegiado en el imaginario occidental como lugar sumamente distinto a Occidente, utilizado como referencia de lo más lejos del resto del mundo. Borges, al contrario, trató de acercarse al "otro" a través de estudios profundos tanto de la literatura como de la filosofía china. Para mostrar la arbitrariedad de clasificaciones y de ideas de uno mismo y del otro, inventó "una cierta enciclopedia china" donde mezcló sus conocimientos con la ficción. Dentro de los pensadores chinos que más afectaron a Borges, Giuffré destacó el taoísta Zhuangzi, cuyo tono irónico influyó a Borges en toda su obra posterior.

Algunos de los temas centrales de la obra borgesiana vinculada a China son el tiempo, la simultaneidad, los universos paralelos, lo fantástico y el sueño, así como los juegos de identidad, las mutaciones y las transformaciones. Estos elementos y algunos motivos como el laberinto, los espirales, el color dorado y el amarillo, provienen de cuentos chinos como el "Sueño en el Pabellón Rojo", o del budismo, los cuales Borges estudiaba profundamente.

"Borges no quiere persuadirnos, sino provocarnos y obligarnos a consultar sus referencias; se está riendo un poco de nosotros, provocándonos a ver hasta dónde podemos llegar"

Para concluir su exposición, Giuffré señaló que la principal contribución de Borges a la literatura española fue "su búsqueda de la concisión que liberó a la literatura en español de vicios retóricos". Contribuyó no solamente a la historia de pensamiento sino, sobre todo, a la filosofía del lenguaje.

Por último, la oradora insistió en que "Borges no quiere persuadirnos, sino provocarnos y obligarnos a consultar sus referencias; se está riendo un poco de nosotros, provocándonos a ver hasta dónde podemos llegar". No intentó persuadir a sus lectores de su opinión. Por el contrario, cultivó tres géneros literarios inspirados por la literatura china y japonesa —los ensayos, los poemas y los cuentos— y creyó en una comunión de estos tres géneros.

Mercedes GiuffréMagíster en Filosofía y Ciencias Políticas y Traductora Pública Nacional, Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP). MBA por la Southern Illinois University (Estados Unidos). Coordinadora del Grupo Corea del Comité de Asuntos Asiáticos. Investigadora del Instituto "Dr. Carlos Nino" de la Facultad de Derecho de la UNMdP. Miembro del IIAS Leyden International Association for Oriental Studies. Vicepresidente de la Asociación Argentina de Estudios Coreanos (AAEC). Vocal de la Comisión Directiva de la Asociación Latinoamericana de Estudios de Asia y África. Visiting Professor en las universidades de Kebangsaan (Malasia); Nankai, Tianjin, Fudan, Nanking, Xian (China); Hankuk (Corea); Sinaloa (México) y Kapadoceska (República Checa). Autora de artículos y compiladora de libros de su especialidad en la Argentina y en el exterior

Más información:

Artículo de María Kodama: "Borges y el Oriente"
Artículo de Sonia Betancort: "Borges, un orientalista latinoamericano"

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742