Brasil en la era de los gigantes: la estrategia brasileña en el escenario global

17 de marzo de 2010
Sesión académica a cargo de Samuel Pinheiro Guimarães Neto, Ministro de Asuntos Estratégicos de la República Federativa del Brasil
Por Lucía Fernández Núñez

"Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de planear la estrategia de Brasil es que el país está en el Mercosur. Por eso, el centro de la estrategia debe ser el sur", afirmó el ministro. Pinheiro Guimarães Neto se convirtió, en su séptima participación en los foros del CARI, en miembro correspondiente de la institución. Ante más de 100 personas, el presidente del Consejo, Adalberto Rodríguez Giavarini, apreció la participación del ministro tanto por su función en Brasil pero también por ser "un gran amigo".

"Personalmente, creo que el centro de la política de Brasil tienen que ser las relaciones con la Argentina", completó el ministro. Reafirmó que en un mundo "multipolar" es necesario que las estrategias se concentren en la creación de un polo en América del Sur, "estrategia que tiene que partir de reconocer las asimetrías en y entre los distintos estados", explicó.

Una de las cuestiones abordadas en su disertación fue el futuro del Mercado Común del Sur (Mercosur), creado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay en 1991 con la firma del Tratado de Asunción. Para profundizar el desarrollo de esta organización regional, el ministro sugiere algunos aspectos imprescindibles: el primero de ellos fue "el fortalecimiento de la infraestructura de transportes y comunicaciones en la región", ya que, como explicó, no es viable establecer relaciones comerciales sin transporte, y no hay relaciones sin comercio. También sugirió la posibilidad de unificar el sistema energético para lograr más eficiencia a nivel regional.

En segundo lugar, destacó la cuestión de la inmigración ya que cree que a futuro habrá "un fuerte proceso de migraciones en América del Sur sobre todo si se da un desarrollo desigual entre los países". En este caso hizo referencia al programa de regularización de la inmigración que lleva a cabo la Argentina, "Patria Grande". El ministro Guimarães Neto se presenta como defensor de la libre movilización del trabajo, "como lo han hecho nuestros antepasados", señala. Siguiendo la misma línea nombró el problema de la pobreza al que definió como "importante desde el punto de vista político y económico, ya que mientras mejor sea la situación económica de los países, mejor serán los mercados para nosotros".

"La región es conocida como la región de las desigualdades. No es un problema de Brasil o de un solo país, sino de la región"

En cuanto a la crisis ambiental, reafirmó que es un problema global: "porque las consecuencias son globales, pero las emisiones, nacionales", explicó. Pero gracias a la matriz energética de su país, que considera muy limpia, sobre todo en comparación con las emisiones de países como los Estados Unidos, existe la posibilidad de desarrollar el potencial energético de la región, así como sumar esfuerzos para reducir la deforestación.

También comentó acerca de la necesidad de equilibrar el poder en el sistema internacional: "Hay concentración y desequilibrio de poder. En los organismos internacionales, la distribución de poder no corresponde más a la realidad. Porque no todos los países tienen la misma fuerza que tenían antes". Ejemplificó con el caso de Francia que durante las guerras mundiales surgió como una de las potencias mundiales. Además, señaló que "la concentración de poder trae el arbitrio de los países más poderosos".

 

El escenario local y global

"Creo que los países desconocen las políticas de los otros y por eso cada uno cree que la suya es la más importante"

Antes de explicar los ejes de la estrategia de Brasil, el ministro describió las características del país necesarias a tener en cuenta como punto de partida. En primer lugar, las disparidades sociales: "Es una característica que comparte con muchos países de América Latina. Pero Brasil no es un país pobre, es un país rico. El problema es que hay muchas personas que viven en la pobreza absoluta y hay algunos pocos que están sobre la riqueza absoluta" explicó. En segundo lugar, la vulnerabilidad externa, tanto a nivel militar, económico –por la necesidad de ingresos extranjeros- como tecnológico y político "por la poca participación en organismos internacionales". Luego, mencionó el esfuerzo por organizar el potencial de la sociedad brasileña: "Hay potencial de producción que no es aprovechado". Incluso, resaltó lo imprescindible que es sumar a las 50 millones de personas que forman parte del plan social Bolsa Familia. También destacó el potencial de los recursos naturales. Por último, resaltó el desafío democrático: "Brasil ya tiene más de 25 años de democracia. La cuestión es cómo transformar ese sistema para que sea más democrático, y haya participación efectiva de la población. Hay religiones, hay participación, hay partidos, libertad de expresión, libertad de asociación, pero el ejercicio efectivo del poder está en manos de un grupo reducido.

También describió las características del sistema internacional que intervienen en el desarrollo particular. Por ejemplo, la aceleración del progreso científico y tecnológico y la tendencia a aumentar el presupuesto en investigación; la profundización de la crisis ambiental energética que a su vez trae un problema "casi filosófico" ya que la solución implicaría una reestructuración de la economía al ser mayores los costos de producción en una economía libre de carbón; profundización de diferencias sociales entre los países que a su vez incentiva la migración de la población entre países; el proceso de globalización de las empresas; la multipolarización de los bloques económicos y políticos; la concentración del poder; el esfuerzo por normalizar las relaciones entre los estados; y el establecimiento a nivel internacional de parámetros de políticas nacionales. En cuanto a esto se refirió: "con la excusa de las medidas de inversión relacionadas con el comercio (TRIMS por sus siglas en inglés) se intenta influenciar en las políticas nacionales".

En cuanto a la exposición, Rodríguez Giavarini expresó que es "un gran aporte ya que por el conocimiento que tiene de la región gracias a su trabajo puede hacer referencia a la historia de la Argentina, sobre todo la historia realizada en los últimos años, de la que él es parte".

Samuel Pinheiro Guimarães NetoNació en Río de Janeiro en el año 1939. Cursó estudios en Economía en la Universidad de Boston y en Derecho en la Universidad Federal de Río de Janeiro. En su larga carrera como diplomático brasileño se desempeñó, entre otros cargos, como Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores entre los años 2003 y 2009, Jefe del Departamento Económico de Itamaraty, Director del Instituto de Pesquisa de Relaciones Internacionales y Ministro Consejo en la Embajada de Brasil en París. Actualmente es Ministro de Asuntos Estratégicos de la República Federativa del Brasil. Fue profesor en la Universidad de Brasilia, el Instituto Río Branco y la Universidad Estadual de Río de Janeiro. En octubre de 2009 fue nombrado Doctor Honoris Causa por las Facultades Integradas del Brasil. Es autor de los libros "Los Desafíos de Brasil en la Era de los Gigantes" y "Quinientos años de Periferia". En el año 2006 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742