Más allá del Brexit, Irlanda Global y la Unión Europea, desafíos y oportunidades en un mundo cambiante

19 de marzo de 2019

 

 
Sesión académica a cargo del Ministro de Vivienda, Planificación y Gobierno Local de Irlanda, Eoghan Murphy T.D., organizada conjuntamente por el Comité de Asuntos Europeos y la Embajada de Irlanda
Por Natalia Pérez León

"Nuestra relación con la UE y con el público ha madurado, y nos hemos esforzado en explicar por qué la UE es una fuerza para promover el bien y por qué deseamos permanecer dentro de ella"

La sesión fue inaugurada por Adalberto Rodríguez Giavarini, Presidente del CARI, quien hizo entrega del diploma como Miembro Correspondiente del CARI al Ministro Eoghan Murphy. El Ministro tomó la palabra y agradeció al CARI por la organización del evento y la acreditación recibida. A continuación, destacó lo desconcertantes que resultan las discusiones sobre el Brexit para Irlanda y resaltó la importancia del orden, la estabilidad y de la debida investigación de las consecuencias para Irlanda y el resto de la Unión Europea que pudieren surgir de dicho suceso.

Al reflexionar sobre las causas del Brexit, se preguntó si respondía a un proceso natural en el cual el Reino Unido desde un principio vinculaba su adhesión a la UE con la posibilidad de un día retirarse o bien si este es un hecho que no podía ser anticipado y por lo tanto una consecuencia de los fenómenos de la globalización, las migraciones y la revolución tecnológica y como tal una tendencia capaz de afectar al resto de los miembros, dado que escapan al control de los Estados. En este sentido, sugirió que podría ser el resultado inevitable de la disconformidad de la opinión pública con la membresía al bloque. Sin embargo, aclaró que, dada la cercanía temporal existente en relación con el Brexit, la comprensión de los motivos detrás de dicha decisión se dificulta, por lo que se vuelve central alertar a otros Estados de la UE para que estén preparados frente a estos dramáticos cambios que terminan afectando la vida de los ciudadanos.

En su exposición planteó tres desafíos que debe afrontar su país considerando los cercanos vínculos que mantienen el Reino Unido e Irlanda. Primero, Irlanda ha perdido a su principal aliado en las negociaciones de la UE. En este sentido, dicha proximidad con el Reino Unido estaba sustentada tanto en el proceso de incorporación a la Unión como en los intereses y necesidades compartidas debido a similitudes históricas, institucionales y de cercanía geográfica. En segundo lugar, mencionó la supervivencia de los acuerdos preexistentes entre Irlanda y Reino Unido, firmados con anterioridad a la entrada de ambas naciones a la UE, como consecuencia del intenso y permanente intercambio económico y cultural desde la independencia de Irlanda. Tercero, dado que Irlanda será ahora el único país de la UE en compartir una frontera con el Reino Unido y que existe una responsabilidad compartida para preservar la paz en Irlanda del Norte, Murphy sostuvo que el Brexit no debería afectar dicho compromiso ni alejar a ambas naciones. De esta manera, señaló que, si bien será un desafío para todos los países mantener su actividad comercial con el Reino Unido, en tanto país no-miembro de la UE, el desafío para Irlanda trasciende el ámbito comercial.

Por estas razones, la estrategia empleada por Irlanda antes y después de la consulta del Brexit fue clave para preparar a la nación y al resto de la UE para el escenario menos deseado. En primer lugar, el gobierno irlandés investigó, con un año de antelación al referéndum, todas las áreas comerciales afectadas por la relación con Reino Unido bajo las normativas de la UE. En segundo lugar, se consideró la importancia de mantener a Irlanda en el centro de todas las negociaciones con el objeto de asegurar que los demás miembros comprendan las dificultades y presten atención sobre la prioridad necesaria para mantener la paz en Irlanda del Norte, así como la imposibilidad de aplicar barreras entre ambos países. Sumado a lo anterior, se inició la exploración y diversificación de nuevos mercados para las exportaciones irlandesas, ahora expuestas al comercio internacional sin la ventaja de su relación con el Reino Unido. A su vez, se reforzó el fomento al sentimiento de pertenencia del pueblo irlandés a la UE, resaltando los beneficios que esta trae, a fin de despejar posibles cambios de opinión influenciados por la salida del Reino Unido –de hecho, la relación entre los irlandeses y la UE se ha fortalecido durante los últimos años–. Sobre este último punto, el Ministro expresó que "ha madurado nuestra relación con la UE y con el público y nos hemos esforzado en explicar por qué la Unión Europea es una fuerza para promover el bien y por qué deseamos permanecer dentro de ella", desviando la responsabilidad por las deficiencias de la política y acusaciones a la UE como causa de las dificultades que atraviesan sus Miembros.

"Si no encontramos una manera de comunicarnos con el público en general sobre estos temas, veremos más decisiones como el Brexit"

A pesar de las consecuencias negativas del Brexit, el Ministro mencionó algunas oportunidades que podrían estar al alcance de Irlanda al ser el único miembro angloparlante y de derecho anglosajón. Entre ellas, destacó la capacidad de su país para atraer al mercado servicios legales y financieros, al desempeñarse como portal entre la Unión Europea y dichos interesados.

Seguidamente comentó los eventos inmediatos que protagonizará la Primer Ministro del Reino Unido en la búsqueda de la consolidación de un acuerdo, apelando a la interpretación como instrumento de entendimiento a fin de facilitar su aceptación. No obstante, reconoció los riesgos de la fijación de extensiones y fechas de cierre próximas para la votación del mismo. En ese sentido, planteó que la UE no puede extender dicho proceso indefinidamente dada la posible inminencia de un "No Deal Brexit".

A modo de cierre, el Ministro Murphy finalizó su discurso comentando sobre los objetivos de Irlanda en el mundo y cómo estos se han visto revigorizados, no como reacción ante el Brexit, sino por la reafirmación de la voluntad del pueblo irlandés en participar de la cooperación internacional y el intercambio cultural. En ese sentido, concluyó con la siguiente declaración: "Si no encontramos una manera de comunicarnos con el público en general sobre estos temas, veremos más decisiones como el Brexit. Hemos luchado mucho para ayudar a la gente a entender la Unión Europea en Irlanda, pero tendremos que hacer mucho más para lograr la paz y la prosperidad que aún no hemos alcanzado".

Eoghan MurphyT.D. Ministro de Vivienda, Planificación y Gobierno Local de Irlanda. Máster en Relaciones Internacionales por el King's College de Londres. Se desempeñó anteriormente como Ministro de Estado en los Departamentos de Finanzas, Gasto Público y Reforma. Previo a su ingreso en la esfera política, trabajó en el área de control internacional de armas, para diferentes ONGs y las Naciones Unidas

Más información:

Embajada de Irlanda en Argentina
Video YouTube de la sesión académica

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742