Medio Oriente: situación interna e internacional de los aliados árabes de los Estados Unidos

30 de mayo de 2016
Sesión académica a cargo de Luis Mendiola y Luis Cappagli, organizada por el Comité de Asuntos Africanos, de los Países Árabes y Oriente Medio
Por Dolores Smuclir

El lunes 30 de mayo de 2016 tuvo lugar en el CARI una sesión académica a cargo de los Embajadores Luis Mendiola y Luis Cappagli, organizada por el Comité de Asuntos Africanos, de los Países Árabes y Oriente Medio.

El primer orador fue Mendiola. Su exposición se centró en el Consejo de Cooperación del Golfo Arábigo, o Pérsico, que comprende los países de la Península —Arabia Saudita, Kuwait, Bahréin, Catar, Omán, Yemen parcialmente y Emiratos Árabes Unidos— y planteó la estabilidad de la región sin ánimos de hacer alusión a Siria ni Irak sino más bien a la península.

"La creación de una economía mucho menos dependiente del petróleo es, para muchos, y me incluyo, una especie de fantasía"
L. Mendiola

El Embajador remarcó que se tiene una percepción "conservadora" respecto a este lugar del mundo en el sentido de que usualmente se cree que no sortea cambios. Sin embargo, Mendiola refutó esto diciendo que los cambios sobrevienen igual aunque de modo paulatino e imperceptible. "Es necesario hacer una deconstrucción de los mitos, tanto propios como ajenos", afirmó. Sostuvo que el cambio de las personas se puede llegar a trasladar incluso al plano institucional, siendo el caso del Sultán Qabus del Emirato de Omán que conserva el poder desde 1970 y de la familia Saud, fundadora de Arabia Saudita. No obstante ello, han habido cambios que fueron en cierta medida de naturaleza generacional en Arabia Saudita.

Hoy, en efecto, se está frente a una disputa de poder, hecho que transformó sustancialmente el sistema de poder. Hubo no sólo cambios dentro del gabinete sino que hay cada vez menos miembros de la familia real y cada vez más personas especializadas en cuestiones relativas al manejo del Estado. Hay, por ende, un descenso de algunos sectores y, paralelamente, un ascenso de otros, fenómeno que puede verse reflejado a su vez en la estructura social.

Entre los cambios que Mendiola enumeró se destaca, por un lado, la evolución económica de Arabia Saudita. Afirmó que si uno compara las cifras de 1996 con las actuales, la diferencia es significativa: se avanzó en una mayor distribución del dinero, de la capacidad adquisitiva y del crecimiento general de su economía. Afirmó que hay quienes dicen que se debe a los precios del petróleo pero no se explica así el fenómeno, sino que es menester trasladarse a la realidad económica.

Luego hizo referencia a la evolución social. Mendiola señaló que se está produciendo una nueva sociedad con cambios que no son fáciles de distinguir como la posición de la mujer, relegada a un segundo orden, con prácticas inaceptables para el mundo occidental. Remarcó que, después de haber comenzado a educarse, llegan hoy en día incluso a estar a la par de los hombres (no sólo en el grado de alfabetización, que ronda el 90-95%, sino también que de los 50 mil sauditas que estudian en el exterior, la mayoría son mujeres) ocurriendo lo mismo en el ingreso a las universidades.

El Rey de Arabia Saudita es custodio de las dos Sagradas Mezquitas, fenómeno que adopta una gran importancia ya que de esta forma se garantiza un control absoluto. Asimismo, el país cuenta con dos ministerios de religión —a saber, propagación de la fe y cuidado de la moral— y el organizador de las peregrinaciones anuales que moviliza más de 12 millones de personas por año.

Por otra parte, Mendiola mencionó los proyectos actuales de cambios sustanciales. "La creación de una economía mucho menos dependiente del petróleo es, para muchos, y me incluyo, una especie de fantasía", afirmó el Embajador. Se trata de un intento que fracasó. Según él, reducir la dependencia constituye una dificultad enorme ya que se requiere cambio de tecnología, de capital, como así también cambios en la creación y expansión de otros sectores industriales.

Mendiola sostuvo que esta idea de pretender modificar la economía del país sin otra que la complemente, no va a progresar. Se trata de hacer incorporar al sector laboral a quienes no tienen trabajo porque sus puestos están ocupados por extranjeros entrando en escena la evidencia de una demografía distorsionada que muestra un desequilibrio entre nacionales y extranjeros. Dio el ejemplo de Catar, protagonista de un crecimiento enorme que no se explica por ser vegetativo. En Arabia Saudita, la cuarta parte son extranjeros mientras que en Emiratos Árabes Unidos lo son el 70% y en Kuwait y Bahréin el 50%. En Yemen y Omán, por el contrario, hay muy pocos.

Finalmente, concluyó su exposición hablando sobre la confrontación entre Arabia Saudita y Estados Unidos. Resaltó la cantidad de veces que los funcionarios norteamericanos visitan la región y que la presencia de los Estados Unidos allí es "insustituible" ya que contribuye al mantenimiento de la paz militar en la región. Alegó también un problema: los Estados Unidos necesitan contar con una mayor participación de Arabia Saudita en la defensa de la región.

"Estados Unidos considera a Egipto como un socio contra el terrorismo y, si bien ambos gobiernos comparten el objetivo de atacar a los grupos islamistas, en la práctica, la actitud egipcia ha aumentado el número de terroristas"
L. Cappagli

A continuación tomó la palabra Luis Cappagli quien enfocó su disertación en Egipto. Señaló que el país es uno de los principales aliados árabes de Estados Unidos en Medio Oriente tanto por su ubicación estratégica y demografía como por su posición diplomática siendo, por ende, indispensable para los intereses norteamericanos. Al controlar el Canal de Suez, actúa facilitando el paso a las fuerzas navales norteamericanas. Recordó también que esta alianza data de los años 70, habiendo sido justificada como una necesidad para la estabilidad de la región.

Recientemente, la relación constituyó un desafío para el gobierno norteamericano. En este sentido, Washington desearía que Egipto se orientase hacia una economía de libre mercado y hacia un orden más democrático. En tanto para el 2016, Estados Unidos aprobó la ayuda económica y militar siempre y cuando el gobierno egipcio cumpla con ciertos estándares democráticos. El Embajador afirmó: "Estados Unidos considera a Egipto como un socio contra el terrorismo y, si bien ambos gobiernos comparten el objetivo de atacar a los grupos islamistas, en la práctica, la actitud egipcia ha aumentado el número de terroristas".

Según Cappagli, desde la llegada de Al-Sisi al poder, Egipto no dio muestras de mejoras económicas ni de superación del autoritarismo. Además, afirmó que tras la revolución del 2011 se congregaron varias clases sociales, cuyo lema fue "pan, libertad y justicia social". No obstante, las diferencias entre las clases volvieron a hacerse visibles durante la transición. El expositor consideró que, ya en el poder los Hermanos Musulmanes, el error en este caso fue que "gobernaron sólo para los musulmanes". Fueron destituidos en 2013 y asumió el actual presidente Al-Sisi. En el 2014 se aprobó una nueva Constitución vía referéndum. Hubo supresión de libertades civiles, de prensa, de reunión y limitación al debido proceso en juicio. A su vez, Cappagli aludió a los abusos de derechos humanos reportados por parte de la UE y otras organizaciones en lo que respecta a la administración actual.

Por otro lado, señaló que en abril el Rey de Arabia Saudita visitó Egipto teniendo consecuencias tanto para la relación bilateral como regional. Durante la visita se trataron dos temas que tuvieron un efecto negativo en la población: la construcción de un puente que pretende la unión de ambos países y el Acuerdo de Marcación de fronteras marítimas que modifica la situación de soberanía de dos islas, hoy administradas por Egipto y reclamadas por Arabia Saudita. Se trata de un reacomodamiento en el que este último intenta consolidar su posicionamiento como potencia regional.

Luis MendiolaLicenciado en Ciencias Políticas por la Universidad del Salvador. Diplomático de carrera, ingresó al ISEN en 1969. Cumplió funciones en la embajada en Londres y ante la Santa Sede. Fue Cónsul en Berlín Occidental y en Frankfurt y Cónsul General en Milán. Ha sido Director de África Subsahariana y de Malvinas en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación. Fue Embajador en Arabia Saudita, concurrente en Bahrein, Qatar, Omán y Yemen. Actualmente es Miembro Consejero del CARI y del CALIR (Consejo Argentino para la Libertad Religiosa). Es Profesor de Historia de las Relaciones Internacionales en la Universidad de Belgrano. Es Miembro del Consejo de redacción de la revista "Criterio"

Luis CappagliAbogado por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Ha sido Director de Asia y Oceanía, y de América Central y el Caribe; Director General de Asuntos Consulares y Director General de Política Exterior en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación. Fue Representante Permanente Alterno en la Misión ante la ONU, Embajador en Egipto y concurrente en Sudán. Ocupó el cargo de Observador ante la Unión Africana

Más información:

America Will Regret Abandoning the Middle East, Foreign Policy, 3/5/2016
Dilemmas of Reform: Policing in Arab Transitions, Carnegie Middle East Center, 30/3/2016
Video de YouTube de la sesión académica

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742