Experiencias en la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las ciudades argentinas: avances y desafíos

31 de mayo de 2018

 

 
Seminario organizado conjuntamente por el Comité de Internacionalización de Ciudades del CARI y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación
Por Daniela Viola

"Las ciudades tienen el 90% de la población de Argentina y son los motores económicos del país"
Adalberto Rodríguez Giavarini

En un seminario enriquecedor y productivo, funcionarios públicos se reunieron para discutir el futuro de la Argentina en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los ODS fueron ideados en 2015 por Naciones Unidas, con el objetivo de proporcionar un marco eficaz, adaptable y global para garantizar la sustentabilidad ambiental, el desarrollo económico y la erradicación de la pobreza.

En las palabras de apertura , el presidente del CARI, Adalberto Rodríguez Giavarini, y Luis di Pietro, Coordinador del Proyecto ODS en el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), enfatizaron la habilidad de estas instancias para maximizar el potencial de las ciudades argentinas, con el fin de cumplir con eficacia estos objetivos. Mientras que los ODS profundizan y amplían los mecanismos para la erradicación de la pobreza, optimizan el transporte, mejoran la infraestructura, reducen el crimen, otorgan oportunidades financieras, energía limpia y sostenible y mayor transparencia internacional las ciudades proveen puntos focales concentrados para maximizar sus efectos positivos.

Como destacó el Dr. Giavarini, las ciudades tienen el 90% de la población de Argentina y son los motores económicos del país. Cualquier tipo de desarrollo nacional o internacional proviene de negociaciones políticas que tienen lugar en las ciudades y este efecto se amplía mucho más en el interior. Las municipalidades, además, proporcionan espacios para cambios subnacionales, permitiéndonos moldear objetivos abstractos en políticas que se ajusten a nuestras agendas locales.

Para definir el tono de las discusiones siguientes, el Sr. Di Pietro destacó que no importa cuánto traten los gobiernos y cuan efectivos podamos ser, desafortunadamente es imposible para una administración singular lograr impactos permanentes, de larga vida, para cada ciudadano y cada hogar particular. Al cumplir con algunos de estos compromisos en el futuro cercano, esperamos proporcionar vías institucionales para que los ciudadanos puedan adoptar una mentalidad constructiva detrás de estos objetivos e internalizar su visión del país de una forma social, económica, ambiental y holística hacia el 2030.

El primer panel se enfocó en las estrategias de las ciudades para la cooperación urbana, esforzándose por cumplir sus ODS para el 2030. Contó con las ideas del Sr. di Pietro, Gabriel Bottino (Coordinador para Argentina en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Jessica Braver (Oficial de Coordinación de la Oficina del Coordinador Residente de PNUD) y fue moderada por Ignacio Tonelli (Coordinador de Asuntos Interjurisdiccionales de la Municipalidad de Tres de Febrero). Tal como fue explicado por ambos representantes del PNUD, los ODS proporcionan lentes formales e institucionalizados para delinear y alcanzar objetivos nacionales. Sin embargo, su objetivo más valioso es proporcionar herramientas para recopilar datos empíricos, así como priorizar cada objetivo con la misma intensidad. En la Argentina esto significa profundizar algunos de los principios básicos de los derechos humanos para la nación en su totalidad: reducir el embarazo adolescente, mejorar las condiciones básicas de vida, aumentar las inversiones en transporte e infraestructura (especialmente para los discapacitados) y promover una mayor participación cultural. El rol de las oficinas municipales y las superintendencias en colaborar con las ciudades es crucial, ellos son responsables de la asignación de recursos humanos y financieros para alcanzar estos objetivos. Los superintendentes también aseguran objetivos ambiciosos –aunque alcanzables– de acuerdo con sus presupuestos y recursos disponibles.

Los panelistas sostuvieron que la naturaleza cuantitativa de la agenda y sus requerimientos para informes de progresos consistentes y detallados son factores cruciales en el refuerzo responsable y transparente de políticas aparentemente abstractas. En este sentido, cuantificar el éxito también ayuda a alinear proyectos de desarrollo existentes con objetivos similares a los de los ODS dentro de un contexto internacional.

"Hay que humanizar y aproximar los ODS a los vecinos, vinculando sus experiencias con políticas públicas tanto como sea posible"
Alejandra Marrieri

El segundo panel discutió ejemplos específicos de ciudades que han localizado de forma efectiva los objetivos de los ODS, liderado por David Groismann (Director de Gestión Estratégica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Sergio Barrios (Director General de la Dirección General de Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Rosario), Noelia Wayar (Directora de Relaciones Institucionales e Internacionales de la ciudad de Córdoba) y Héctor Dastoli (Director de Presupuesto Participativo de Municipalidad de Córdoba). Evangelina Colli and Juan Manuel Paredes (representantes de la Dirección General de Cooperación Internacional de la Municipalidad de Salta) y Simón Gonzales (Director Ejecutivo de la Agencia de Cooperación, Inversiones y Comercio Exterior de la Municipalidad de Santa Fe). El Sr. Groismann detalló el enfoque de Buenos Aires para manejar los ODS a través de su estrategia de tres frentes: adaptar curriculums para desarrollar indicadores técnicos de referencia; sensibilizar agendas comunicando políticas a través del lenguaje de los ODS; y políticas de posicionamiento para desarrollar relaciones exteriores con otras naciones siguiendo objetivos similares para la expansión externa. En Córdoba, los principales pasos siguientes incluyen la simple mención de los ODS al momento de crear políticas públicas, generando conciencia a su alrededor. Para las ciudades más remotas, trabajar para mejorar las tendencias recientes de descentralización garantiza una menor dependencia política nacional de enormes epicentros del tamaño de Buenos Aires. Especialmente en ciudades medianas, cada vez es más claro que, cuando se contextualiza la resolución de problemas dentro de los ODS, es también importante considerar ciudades y municipalidades en su totalidad, en lugar de resolver problemas individuales. En Salta y Rosario, se argumentó que la creciente sustentabilidad financiera ha crecido, principalmente a través de asociaciones entre sectores públicos y privados. Especialmente en comunidades de bajos ingresos, las conversaciones sobre igualdad de género y los programas para el desarrollo infantil se han vuelto cada vez más importantes. Además, en estas comunidades rurales, el cambio climático es una amenaza acuciante y universal; ser capaz de cuantificar sus impactos a través de la política de ODS no es solo una herramienta de referencia útil, sino que ayudará a medir la efectividad de políticas futuras. Otro punto de considerable importancia, fue la necesidad de un financiamiento equitativo y universal en todas las comunidades, no solo en los centros más importantes y poblados. A menudo las ciudades que carecen de la mayoría de los recursos financieros son aquellas que más dependen de soluciones efectivas para resolver los problemas básicos para sus ciudadanos.

"Los ODS nos han incentivado vigorosamente a adoptar tecnologías que sabíamos que necesitábamos, pero que nunca logramos incorporar en nuestras agendas"
Celeste Casella

El último panel examinó la implementación de los ODS en ciudades medianas. Estuvieron representadas las ciudades de General Alvear (por Pablo Reyes y José Vilnez, ambos miembros del gobierno municipal), Junín (por la Directora de Relaciones Internacionales, Celeste Casella) y Tandil (por Alejandra Marrieri, Secretaria de Desarrollo Social.) General Alvear, la más pequeña de estas ciudades, tiene una población de aproximadamente 50.000 personas. Sus proyectos principales se centraron en los objetivos del plan "Argentina 2030", concentrándose especialmente en la pobreza y en los índices de salud. Para la ciudad, la combinación de estos sectores dio lugar a importantes mejoras en la infraestructura de saneamiento básico, concretamente al duplicar la población con acceso a sistemas públicos de alcantarillado. Una ciudad predominantemente rural, General Paz, también sufre los efectos inmediatos del cambio climático; las temperaturas crecientes y la disminución de las nevadas reducen continuamente la cantidad de agua que fluye a través de su único rio, compartido con la provincia de La Pampa. Nuevos acueductos y ferrocarriles para el transporte esperan mejorar el florecimiento económico en un futuro cercano. También se asignaron importantes fondos públicos a programas patrocinados por el Estado contra la obesidad infantil, oportunidades de educación para adultos, capacitación vocacional para ciudadanos con discapacidad intelectual y física y estipendios económicos para víctimas de abuso físico, ya que su accionar legal se ve frecuentemente obstaculizado por su dependencia económica de otros. A su vez se comentó que la ciudad de Junín otorga mayor importancia a la incorporación de prácticas numéricas en los objetivos más amplios establecidos por los gobiernos, especialmente en términos de las operaciones gubernamentales del día a día. Por otra parte, el enfoque de Tandil está centrado en encontrar las mejores maneras posibles de humanizar y aproximar los ODS a los vecinos, vinculando sus experiencias con políticas públicas tanto como sea posible. Ellos han trabajado con la universidad pública local, la Universidad Nacional del Centro, para promover vías especificas para que esto suceda. De acuerdo a su representante, Alejandra Marrieri, existe una "ciudad real", con sus activos y deficiencias actuales, una "ciudad ideal", que es la versión local de una utopía y una "ciudad posible" intermedia que maximiza nuestros activos con el fin de crear mejoras duraderas en nuestra calidad de vida. Este es nuestro objetivo: la ciudad posible.

A su vez, en los paneles se describieron tanto los beneficios como los inconvenientes para los gobiernos que reconceptualizan las políticas públicas dentro del contexto de los ODS. El avance más notable, observado por la mayoría de los panelistas, ha sido la incorporación y la prioridad otorgada al análisis estadístico. Desde los indicadores de pobreza hasta las proyecciones infraestructurales, Celeste Casella remarcó que los ODS nos han incentivado vigorosamente a adoptar tecnologías que sabíamos que necesitábamos, pero que nunca logramos incorporar en nuestras agendas. Por otro lado, los ODS también presentan un gran desafío. Dado que a menudo coinciden con objetivos de desarrollo preexistentes, el Sr, Groismann notó que, precisamente por esta razón, en su experiencia los gobiernos locales a menudo tratan de propiciarse de este marco internacional como si fuera suyo, alegando que sus administraciones tuvieron éxito sin la colaboración de Naciones Unidas.

En conclusión, los tres paneles hicieron hincapié en el gran esfuerzo que llevando a cabo en las ciudades y municipios de toda la Argentina para construir un futuro mejor. En este sentido, la confianza en las políticas ideadas por el sistema internacional ayudan a garantizar la implementación efectiva, la transparencia, la rendición de cuentas, la eficiencia y la comunicación en todos los niveles, todos ellos motores del éxito a largo plazo.

Más información:

Informe País ODS 2018 Argentina
ODS Argentina
ODS ONU

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742