Israel de cara al futuro: diálogo con la sociedad argentina

17 de noviembre de 2009
Sesión académica a cargo del Presidente del Estado de Israel, Shimon Peres
Por Gloria Montanaro

"El difícil tránsito hacia la paz"

El presidente del Estado de Israel, Shimon Peres, brindó el martes 17 de noviembre una conferencia organizada por el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) en el Hotel Alvear. Durante el evento, el mandatario apreció la "clara posición" de la Argentina frente al régimen iraní, comparó al gobierno de Hugo Chávez con el de Mahmoud Ahmadinejad y se pronunció con respecto al conflicto árabe-israelí.

La ceremonia comenzó con la entrega de un diploma que lo designa miembro honorario del CARI, a manos de su actual presidente, Adalberto Rodríguez Giavarini, y la posterior presentación del Jefe del Gabinete de Ministros de la Nación, Dr. Aníbal Fernández, quien no escatimó elogios hacia Peres y declaró que "la grandeza de este hombre hace que todo con él se haga más fácil. La charla, la confesión, el consejo oportuno fluyen de él con naturalidad, como entre viejos conocidos".

El funcionario argentino recalcó que "la paz que emana de la persona de Shimon era como un reaseguro para la concordia", en relación al acuerdo de Oslo firmado por él, y el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, el 13 de septiembre de 1993 en Washington.

 

Cooperación entre Israel y Argentina

El Premio Nobel de la Paz de 1994 inició la sesión académica con un agradecimiento por la introducción y una referencia al encuentro que mantuvo con la Presidente Cristina Fernández de Kirchner durante su primera visita oficial al país donde reside la mayor comunidad judía de América Latina. Sostuvo que tiempo atrás Argentina era un país lejano a Israel, pero que internet ha eliminado las distancias, las fronteras y las diferencias.

En la actualidad, la ciencia se volvió para Peres un factor de mayor importancia que la tierra. "La mayoría de las guerras eran por tierra, hoy no hay realmente una justificación para pelear por unas miles de millas más. Por lo que hay que pelear es por miles de científicos más, mejores mentes, y por hacer crecer el sistema educativo".

En ese sentido, expresó que antes Argentina era afortunada al tener grandes extensiones de tierra, "un suelo excelente, una gran agricultura", pero consideró que hoy "la agricultura no es la mejor aliada del suelo, ni del agua" ya que estos recursos dependen de Dios y no del hombre. Por lo tanto, la agricultura se ha vuelto un asunto de alta tecnología (high-tech). "Israel cultivó frutas y vegetales sin tierra. (…) Introdujimos mucha tecnología y hemos logrado aumentar la producción 30 veces", aseguró Peres, y destacó que en ese punto podrían cooperar ambos países.

Además, dijo que nuestro país posee excelentes instituciones educativas, como universidades e institutos de investigación, y que es destacado mundialmente en áreas como la medicina. Se refirió por último al ámbito de la aviación: "ustedes quieren volar, como nosotros también queremos hacerlo, (...) y no queremos volar sólo en aviones, ahora queremos usar satélites, no sólo militarmente sino para uso civil".

"Todo es nuevo, sin probar, y la gente prefiere recordar antes que pensar, porque lo que llamamos recordar es en realidad olvidar. Sólo recordamos las cosas buenas, y olvidamos el resto"

El guerrero de la paz –tal como lo describió Fernández– indicó: "Creo que hemos descubierto mucho campos de cooperación, de entendimiento, y para mí, es más fácil acá que en otros países porque la Presidente y el Gobierno tomaron una clara posición sobre Teherán desde la sospecha de que las bombas a los edificios de la embajada y de la AMIA fueron hechas por ellos y el hombre que es hoy su Ministro de Defensa".

 

La confrontación con Irán

"¿Alguien se sentiría tranquilo si un ministro como él pudiera tener una bomba nuclear en sus manos?", preguntó el dos veces primer ministro de Israel.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) condenó recientemente a Irán por su política nuclear, que incluye la construcción de una nueva planta de enriquecimiento de uranio en Fordoo, cerca de Qom, sospechada por las grandes potencias de tener objetivos militares.

Mahmoud Ahmadinejad es el presidente de la República Islámica de Irán desde el 2 de agosto de 2005. A finales de ese año realizó una polémica declaración: llamó abiertamente a que el Estado de Israel fuera borrado del mapa y que la nación musulmana no permitiera a su enemigo histórico vivir en su propio corazón. Además, negó la existencia del Holocausto.

El líder de ideología conservadora islamista fue reelegido el 12 de junio de este año, en una votación polémica acusada de fraude y que generó violentas manifestaciones en Teherán.

"Ahmadinejad no quiere eliminar sólo a Israel, quiere dominar Oriente Medio, y como resultado, muchos árabes no quieren tenerlo", dijo el hombre de confianza de David Ben Gurion en tiempos de la fundación del Estado de Israel, quien sostuvo también que si bien judíos, católicos y musulmanes tienen religiones monoteístas, y por lo tanto, creen en un mismo Dios, "Ahmadinejad hoy tiene un Señor diferente, que le pide cosas distintas que a nosotros, porque le pide que mate".

Expresó también que el iraní, "está tratando de convencer al mundo que no puede vivir sin él, sin embargo, cada vez tiene más oposición (...) Yo creo que muchos iraníes sienten vergüenza de él".

Para Peres, el del líder islamita, "no es un partido político, es un partido religioso y cuando lo sagrado se sobre enfatiza, se pierde la razón". Para finalizar, aseguró que no tiene miedo, "por culpa de unos pocos terroristas no nos vamos a suicidar".

Los vínculos entre Chávez y Ahmadinejad

El mandatario judío respondió las preguntas de una audiencia conformada por más de 500 personas, entre los cuales se encontraban diplomáticos, políticos, académicos y estudiantes.

Al ser consultado sobre los vínculos entre el presidente venezolano Hugo Chávez y el iraní, respondió que el futuro "es muy problemático, pero para sus propios pueblos, no para nosotros".  Indicó además que las últimas encuestas "demuestran que la gente no está satisfecha con lo que Chávez está haciendo en Venezuela".

El Presidente Peres sostuvo que el venezolano "no es un gobierno serio", y que "la fortaleza de Chávez es el petróleo, no la inspiración".  Insistió en que el líder bolivariano "cree que con el petróleo puede comprar el mundo, pero es absurdo, nunca va a tener suficiente para pagar ese precio, es demasiado caro".

Vale considerar que según el boletín de estadística anual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a finales de 2008, Venezuela e Irán ocupaban el segundo y tercer puesto respectivamente en el ranking de países con mayores reservas probadas de petróleo crudo.

Por último, quien fuera Director General del Ministerio de Defensa israelí a los 29 años, resaltó que el petróleo "obnubila" a los dos gobiernos revolucionarios y les auguró poco tiempo en el poder: "No se van a sostener, no porque alguien los vaya a matar, sus propios pueblos se están cansando de ellos, y no va a pasar mucho tiempo hasta que desaparezcan. Si quieren buenas relaciones con ellos, consideren que son pasajeros de paso, es una relación de corto plazo así que no gasten demasiado en ella".

 

El conflicto palestino-israelí

La relación entre el Estado de Israel y Palestina fue un tema que el mandatario no abordó por cuenta propia en su exposición sino que surgió a partir de las numerosas preguntas en torno al tema que hizo el público.

"La mayoría de las guerras fueron por la tierra. Hoy no hay realmente una justificación para pelear por unas miles de millas más. Por lo que hay que pelear es por miles de científicos más, mejores mentes, y por hacer crecer el sistema educativo"

Le consultaron por qué, si Israel avanzó hacia su independencia a partir de una declaración de las Naciones Unidas, se opone hoy a la misma estrategia que Mahmoud Abbas intenta. Peres aseguró que Israel no lo hace. Aclaró que en 1947, Ben Gurion aceptó la resolución de la ONU de dividir Palestina en un Estado judío, un Estado árabe y una zona bajo régimen internacional particular, que les otorgaba una "pequeña fracción de tierra" y que, sin embargo, los árabes la rechazaron. La resolución jamás fue aplicada y seis meses después de su aprobación, el día que finalizó el mandato Británico de Palestina, fue proclamado el Estado de Israel. En respuesta, los árabes los atacaron: "Nos atacaron antes de que tuviéramos un Estado con ejército y tuvimos que defendernos nosotros mismos. En los últimos seis años, nueves veces fuimos atacados por los árabes. Si perdemos una vez, puede ser el fin de Israel".

Por otra parte argumentó que "la historia de la ocupación es un absurdo total", porque según él ganaron los territorios porque estaban bajo ataques, "una vez que estuvimos en paz, los devolvimos".

Los territorios que se consideran ocupados son los ganados por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 y que incluyen las regiones de Cisjordania y la Franja de Gaza, en donde Israel aplicó el Plan de retirada unilateral desde septiembre de 2005. "Creo que si los palestinos quieren negociar el tema, debe ser con paciencia y seriedad, después les daremos lo que quieren. Porque queremos darles un Estado, no queremos sus tierras, no queremos dominar a su pueblo", expresó Peres.

En ese sentido, opinó que no hay garantía de que se respete la resolución de la ONU: "Lo que la ONU está dejando de lado, respecto a lo que Abbas quiere –y Abbas es un muy buen amigo mío y lo respeto mucho-, es que Hamas no lo dejará. Aunque quieran negociar, Hamas no les dejará hacerlo. Ellos dividen al país, no nosotros".

Al Fatah, el partido político al que Abbas representa, gobierna la región de Cisjordania, mientras que la Franja de Gaza se encuentra bajo control del movimiento islamista Hamas. Ambos grupos se encuentran en constante fricción, lo que llevó a posponer un año las elecciones de la ANP que estaban previstas para enero del 2009, una decisión que repercutió negativamente en la imagen del líder de la Organización para la Liberación Palestina (OLP).

"Es difícil hacer la paz, no sólo porque te encuentras frente a un rival, sino porque debes representar a tu pueblo", quien después, para Peres, lo acusa de "blando".  No obstante, aseveró que están muy cerca de lograr la paz.

Su visión de Obama

El askenazí nacido Szymon Perski en Polesia, región de Polonia que tras la Segunda Guerra Mundial fue anexada a Bielorrusia, dijo que cree que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, "hizo una excelente tarea al hablarle al mundo con un lenguaje moderado y esperanzador. No pienso que sea egoísta, lo conocí en persona, sabe las limitaciones de las palabras".

"Obama es muy serio en sus propósitos, tiene el poder de un imperio, pero no el apetito de un imperio. ¿Quién podría oponerse a la tiranía, al terrorismo, si no estuviera EE.UU.?", reflexionó Peres al finalizar su disertación.

Más información:

Israel de Cara al Futuro
BBC News
International Crisis Group

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742