Nueva visión europea sobre América Latina

28 de junio de 2010
Sesión académica a cargo de Alain Rouquie
Por Juanita Ceballos

"Estamos frente a una nueva América Latina"

Alain Rouquie, politólogo francés, expuso sobre "La nueva visión europea sobre América Latina", durante una sesión académica en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) el pasado lunes 28 de junio.
Para Rouquie, quien desde 2003 es Presidente de la Maison de l'Amérique Latine de Paris, se está llevando a cabo en la actualidad una redistribución del poder mundial, en la que países que antes eran considerados como un riesgo sistémico ahora se han integrado al flujo mundial.

Calificó como alentadora la situación económica de América Latina y fue escéptico frente al alto endeudamiento europeo. "Es innegable que en 2010 la imagen, la percepción de Latinoamérica es mucho mejor que en cualquier otro momento desde 1930. Desde hace 80 años la región no tenía situaciones meritorias como ahora. Podemos hablar de relaciones entre la nueva América Latina y la vieja Europa", destacó.

Atribuyó el positivo estado actual a tres distintos factores: estabilidad democrática, progresos en el campo económico y social y políticas efectivas e integrales frente a la crisis económica. "Es una nueva América Latina y eso ha sido reconocido a nivel internacional. La incorporación de Argentina, Brasil y México al G-20 significa un cambio profundo respecto a lo que se esperaba en 1999, cuando estos países representaban un peligro sistémico", expuso.

"Uno de los datos que a mí como politólogo me ha interesado más en los últimos quince años, comparado con los veinte años anteriores, es el consenso de todos los países de América Latina sobre la necesidad de erradicar la pobreza. La pobreza ya no es más un problema oral, es un problema político y económico"

Señaló que este proceso de transformación y de maduración de la región conlleva consecuencias concretas. Entre éstas, la diversificación de las relaciones exteriores, el peso específico en el mapa mundial que se asigna a algunos países y mayor responsabilidad a la hora de analizar y realizar acciones conjuntas.

Con respecto a Brasil, aseguró que mientras hace unas décadas era otro país más de América Latina, ahora se ha convertido en uno de los protagonistas del escenario mundial. "Es por naturaleza un actor global y lógicamente tiene que ser miembro del Consejo de Seguridad de la ONU. Brasil considera que tiene el derecho a formar parte y si no le abren las puertas, va a conseguir la manera de forzarlo", dijo.

Venezuela, por otro lado, tiene una relación de caricatura con Estados Unidos y mientras intenta establecer un liderazgo ideológico en la región, Brasil considera que tiene un liderazgo natural. "Venezuela trata de revivir el pasado, Brasil está empezando a vivir de forma prematura un nuevo orden institucional e internacional, que no es bipolar ni unipolar y en el que la situación es muy fluida", expresó.

A su vez, remarcó que aunque América Latina ha tenido un progreso notable en los últimos años, Estados Unidos está más interesado en China y Oriente Medio. "Hay de parte de los países del norte una impresión de que en esta región está todo bien y por eso no hay que preocuparse por lo que están haciendo. Sin embargo, es paradójico que un continente democrático y pacífico constituya un atractivo menor que una región que posee las características opuestas", resaltó.

Para Rouquie, la globalización contemporánea no favorece tanto a América Latina como la primera etapa a comienzos del siglo XX, ya que ésta no tiene como eje la división del trabajo sino que se basa en la distribución acelerada de productos industriales y financieros. "Frente a este contexto de competencia despiadada, es válido preguntarse si América Latina se habrá convertido en el continente olvidado".

"Esta época no se caracteriza por el dinamismo. Hay países que tuvieron relevancia y ahora están relegados en su actividad internacional. Cuba fue la meca revolucionaria en la década del 70 y ahora su presencia vive en la sombra. México fue en los setenta un líder regional y hoy no es más que una capital del tercer mundo que resiste a la posición de Estados Unidos", dijo.

"Por naturaleza Brasil es un actor global y tiene que participar en los foros internacionales y no tiene el espacio que se merece. Su gran iniciativa de dar vida al BRIC"

Respecto a las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea, consideró que a pesar de que hay evolución en ambos lados, es necesario que el diálogo sea replanteado porque el contexto ha cambiado. En esa misma línea y en relación al protagonismo de China en la región, expresó que aunque puede no ser la solución a todos los problemas, es un gran mercado para los productos que exporta América Latina. Al puntualizar sobre el vínculo con Argentina, remarcó que hay que tener precaución porque al contrario de diversificarse, el país corre el riesgo de trasformarse en la república de la soja. También señaló el peligro de una posible inundación de productos baratos chinos, como ocurrió en Brasil en la industria del juguete.

Para finalizar resaltó que Argentina no debe permitir que Brasil se aleje completamente del continente porque "ambos países tienen que trabajar en forma conjunta en la construcción de un nuevo orden internacional, en el que los grandes países de América Latina tengan voz y voto y reciban la importancia que merecen".

Alain RouquieNació en 1939 en Millau, Francia. Es politólogo, licenciado en sociología y doctor en letras y ciencias humanas. Fue Director de Investigaciones de la Fundación Nacional de Ciencias Políticas de Francia, miembro del Centro de Análisis y Prevención del Quai d'Orsay y presidente del Comité Ejecutivo del Instituto Europa-América Latina. Se desempeñó como Embajador Plenipotenciario de Francia en El Salvador, México y Brasil y como Director del Departamento de América del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia. Desde 2003 es Presidente de la Maison de l'Amérique Latine de Paris. Ha publicado numerosos libros sobre América Latina, entre ellos El Estado militar en América Latina (1982), Guerras y paz en América central (1992), Brasil en el siglo XXI (2007) y más recientemente A la sombra de las dictaduras (2010) obra que aborda el estado actual de las democracias en la región

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742