Los desafíos de la política exterior de Obama

9 de diciembre de 2009
Sesión académica a cargo de Marco Vicenzino
Por Juanita Ceballos

"¿Tendrá este joven Presidente la capacidad de elegir las opciones correctas?"

¿Quién es Barack Obama? ¿Cuál es su política exterior? Esos fueron los interrogantes con los que Marco Vicenzino, director del Global Strategy Project y miembro de la Junta de Directores de Afghanistan World Foundation, comenzó su presentación el pasado miércoles 9 de diciembre en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales.

En la jornada académica titulada "Los desafíos de la política exterior de Obama", el especialista en estrategia internacional y análisis de riesgo político aseguró que Barack Obama es un producto de la política de la ciudad de Chicago y que su falta de liderazgo en Afganistán está atrasando el avance militar y la resolución de los problemas en esa región.

"Barack Obama es una persona con una historia internacional. Nació en Honolulu, hizo la secundaria en Indonesia y su familia vive en África. Durante la campaña presidencial, la prensa estadounidense e internacional lo tildó de ser un candidato global. Sin embargo, antes de lanzarse a la presidencia no tenía una visión internacional, nunca había pisado Europa ni América Latina".

El especialista en política exterior expresó también que Barack Obama es un producto de la política de la ciudad de Chicago. "Se rodeó de gente del partido demócrata con experiencia en política internacional para poder enfrentar a la maquinaria Clinton. Eligió a Joe Biden como Vicepresidente por sus vastos conocimientos en política internacional. Pensaba escoger a Hillary Clinton como vicepresidenta, pero sabia que eso implicaría inevitablemente la presencia de su marido".

Además del Vicepresidente y la Secretaria de Estado, otra de las personas claves para la formulación de su política exterior es el Secretario de Defensa Robert Gates, quien asumió ese rol durante el gobierno de George W. Bush en 2006, y que mantuvo su puesto gracias a la influencia de Brent Scowcroft, quien fuera asesor de seguridad nacional de Bush padre.

En este sentido, el ex asesor del Banco Mundial remarcó que este "joven Presidente" quiere rodearse de gente inteligente, con experiencia, de ideas distintas, con la que pueda mantener un debate sustancioso. "Diferente a George W. Bush, que buscaba un equipo con gente ideológicamente similar, con quienes compartiera opiniones. No le interesaba debatir. Pero tener gente con ideas diferentes también puede ser difícil".

Para Vicenzino, Obama puede compararse con el Presidente Dwight D. Eisenhower, quien basó su política exterior en la Doctrina de Represalias Masivas, también conocida como Doctrina Eisenhower, en la que se ponía énfasis en el uso disuasivo de las armas nucleares y en la intervención en cualquier conflicto en donde se observara la influencia soviética. "Eisenhower no era sólo un militar, también era un diplomático. Tenía consultores con ideas diferentes, pero por su prudencia e inteligencia sabía elegir siempre la opción adecuada". En esa misma línea, aseguró que el gran interrogante es si "este joven Presidente tiene la capacidad de elegir las opiniones correctas".

"Durante los últimos tres meses Obama ha mostrado mucha falta de liderazgo. El tiempo de la retórica terminó, ahora viene el momento de las respuestas"

Para ejemplificar la capacidad del Presidente en la elaboración de la política exterior de su país, el especialista recurrió a la guerra en Afganistán, conflicto iniciado en el año 2001, cuando Estados Unidos, junto a la OTAN, decide invadir Afganistán para derrocar al régimen talibán, asociado a la red terrorista responsable de los ataques del 11 de septiembre, Al Qaeda.

La posición de Obama frente a este conflicto fue muy clara durante toda su campaña electoral, dejando en claro que Estados Unidos se había equivocado al invadir a Irak, y que el frente internacional más importante contra el fanatismo religioso se encontraba en Afganistán.

Con respecto a la estrategia en este país, Vicenzino indicó que la designación por parte de Obama de Stanley A. McChrystal como general a cargo, fue visto como algo positivo. "Obama realizó el cambió porque el general anterior tomaba la guerra de una manera mas tradicional, mientras que McChrystal tenía experiencia en contrainsurgencia, el tipo de guerra que él quería". No obstante, aseveró que la falta de retórica clara por parte del Presidente está poniendo en duda el éxito de la estrategia elaborada por el general a cargo. La misma fue presentada a la Casa Blanca a fines de agosto, pero el Presidente Obama no tomó una decisión al respecto sino tres meses más tarde, mientras que este tipo de estrategias deben resolverse rápidamente. "¿Le faltará experiencia o convicción? ¿Lo están impulsando desde su propio partido?", se preguntó, y agregó: "El liderazgo requiere ir más allá de su política básica. Al mismo tiempo que hay liderazgo desde Londres y Bruselas, en referencia al Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, hay indecisión desde Washington. Obama dijo, "la guerra en Afganistán es una guerra de necesidad", pero en su política diaria no lo manifiesta".

El 1 de diciembre de 2009, el Presidente Barack Obama anunció en un discurso televisado su compromiso a reforzar la presencia norteamericana en Afganistán, enviando 30.000 tropas adicionales en los próximos seis meses, llegando a un total de 100.000 tropas norteamericanas en territorio afgano. A su vez, el Presidente norteamericano anunció que el plan prevé que hacia julio del año 2011 comenzará el retiro de la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán.

"Los medios militares sólo pueden comprar tiempo para que los expertos en desarrollo civil construyan una base estatal. Si en dos o tres años las tropas no pueden dar la seguridad requerida, no sirven"

El Dr. Vicenzino expresó también que no es conveniente usar el término democracia al referirse a Afganistán. "Estamos tratando de replicar un imposible. Las democracias parlamentarias son un modelo puramente occidental. Crear un sistema político requiere tener en cuenta las experiencias del país. Afganistán ha sido durante 250 años, antes de la invasión soviética, una monarquía no centralizada que gobernaba junto a caciques en las provincias. Un sistema así requiere un rey astuto e inteligente y muy firme en su manera de gobernar, que entienda bien toda la política de su monarquía".

En este sentido, dijo que se debería reconstruir un sistema de dirigencias regionales étnicas con un gobierno no demasiado fuerte en Kabul que tenga apariencia de gobierno nacional. "Los medios militares sólo pueden comprar tiempo para que los expertos en desarrollo civil construyan una base. Si en dos o tres años las tropas no pueden dar la seguridad requerida, no sirven".

"Creamos un monstruo de Frankenstein y ahora luchamos contra él". Con esa frase quiso sintetizar la relación actual de Estados Unidos con los numerosos elementos radicales presentes en la actualidad. Expresó que el conflicto actual está muy distante de ser uno bilateral. "Estamos en la periferia de una lucha más amplia dentro del mundo musulmán. Vivimos en un mundo multicéntrico, en el que Estados Unidos es el protagonista, pero donde hay múltiples centros de poder geográficos, virtuales y multinacionales. ¿Estamos preparados para enfrentar las nuevas amenazas de este siglo?"

Con respecto al Premio Nobel de la Paz que le fue otorgado a Obama en octubre de este año, Vicenzino aseguró que puede convertirse en "una copa de veneno" porque crea expectativas muy altas que si no son satisfechas pueden generar una reacción perjudicial. "Yo en su posición lo habría rechazado. Cuando llegue el día en que lo merezca lo acepto. Es cuestión de la moralidad personal de cada cual".

Más información:

Marco Vicenzino; The Fundamental Need for Greater Efficiency and Commitment; Global Strategy Project
Discurso del Presidente Obama sobre la estrategia en Afganistán y Pakistán
BBC News
International Crisis Group

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742