La política norteamericana sobre el uso de drones

Entrevista a Amos Guiora, Profesor de Derecho de la Universidad de Utah

Amos Guiora es Profesor de Derecho y Co-Director del Center for Global Justice en la S.J. Quinney College of Law de la University of Utah

Por Angie Hanawa, Visiting Fellow, Yale University, 24 de junio de 2013

[English]

 

1.- ¿Cual piensa usted es el defecto más importante en la política del uso de los drones?

No creo que la política esté siendo predicada usando una articulación lo suficientemente estrecha y específica de términos como inminencia y proporcionalidad.

 

2.- ¿Opina que la falta de una definición específica y adecuada de términos como inminencia, militante y objetivo legítimo está siendo explotada por los EEUU?

No me gusta la palabra ‘explotada', usarla me incomoda un poco. Sin embargo, la falta de una definición lo suficientemente específica de inminencia facilita una política de drones en los EEUU la cual me incomoda mucho. Pienso que el reporte publicado en febrero por el Departamento de Justicia de los EEUU fracasó de manera dramática en lo que yo llamo una definición angosta de eminencia. Tiene una definición muy, muy amplia de objetivo legítimo y si uno combina las dos: una definición amplia de inminencia y una definición amplia de objetivo legítimo, terminamos teniendo una política que, desde mi perspectiva, no permite que exista algo que yo pienso es esencial y eso es un criteria-based approach tema de asesinatos selectivos en la política de drones.

 

3.- En una charla conducida por el embajador Ricardo Lagorio de Argentina el otro día se discutió el rol de los drones en lo que se llama el grand strategy de los EEUU. Dijo que los drones cumplían el propósito de mantener la hegemonía americana. ¿Qué opina sobre esta declaración? ¿Está de acuerdo?

No creo que ese sea el caso. Lo que sé es que los drones son los instrumentos de guerra del futuro, y lo que es bueno para uno también es bueno para el otro. Hace como una semana me pasé una hora en vivo en Radio China y una las preguntas que se discutieron y con la que muchos otros países se ven afrontados es si otros países desarrollarán drones, si ciudadanos privados podrán implementar drones y si gente mala podrá también implementar drones. La respuesta es sí, sí y sí. Así que en términos de la hegemonía americana no sé si ese sea el caso, pero por ahora los drones representan a la guerra del futuro y ese aspecto, pienso yo, es esencial para este tipo de conversación.

 

4.- Otro aspecto que se discutió en la charla fue el contraste entre la tecnología y las leyes que regulan la tecnología. Algunos dicen que al crear este tipo de tecnología, la cual reduce los costos del atacante a casi nada, se altera el balance presupuesto en jus in bello (leyes de guerra) y por lo tanto, es incompatible con las leyes actualmente en uso. ¿Cómo es que el uso de la tecnología ha cambiado las reglas del juego?

No sé si ha cambiado las reglas del juego exactamente. La guerra es inherentemente un negocio desagradable, donde un lado simplemente ataca al otro y viceversa. Lo que se va a ver en el futuro, sin embargo, es un esfuerzo de parte de la comunidad internacional para regular el uso de drones en el contexto militar, y hasta también en el contexto civil. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el congreso, y también la Administración Federal de Aviación va a elaborar una política con respecto al uso de drones civiles en los Estados Unidos y ahí van a surgir todo tipo de preguntas como temas de política, vigilancia, uso del espacio aéreo, y temas atmosféricos, así que en verdad sólo estamos al principio de una larga discusión sobre el uso de drones. Si lo explico como un paradigma de béisbol, diría que estamos en algún lugar entre home y la primera base, en el mejor de los casos. Todavía hay mucho que se tiene que pensar y debatir antes de poder mejorar nuestra política sobre el uso de drones: quién puede usarlos, quién puede fabricarlos, etc. En el futuro, espero que tengamos respuestas a estas preguntas, porque por el momento claramente no las tenemos. Todavía nos resulta difícil ver cómo limitar e implementar el uso de drones.

 

5.- ¿Cree usted que hay una falta de responsabilidad en cuanto al uso de drones? El gobierno americano asegura que trata en la medida de lo posible, de ejercer el debido proceso. ¿Cree usted que eso sea cierto? ¿Se puede en verdad ejercer debido proceso en el programa de asesinatos selectivos?

Sí, de hecho es claramente posible implementar debido proceso en la política de drones. Sin embargo, estaría de acuerdo contigo diciendo que por lo menos ahora no veo este siendo usado, pero creo que sí se puede crear uno. Proceso es implementación pero también es tácticas, y lo que me preocupa es la falta de lo que yo considero pensamiento estratégico comprehensivo. Las tácticas son las tácticas, pero los dilemas estratégicos se centran alrededor de definiciones y la pregunta ¿qué es lo que se busca lograr? Eso es lo que creo que hace falta, o más bien, no hace falta pero ha sido interpretado y aplicado de manera errónea. Así que en el contexto de responsabilidad, si no tenemos definiciones suficientemente específicas y suficientemente concisas, lo que resulta son definiciones bastante generales de objetivo legítimo e inminencia, y diría que desde la perspectiva de derecho internacional, esto es extremadamente angustiante. Y aquí es cuando empezamos a andar en círculos, cuando la falta de debido proceso da lugar a una falta de una arquitectural legal global, esta por su parte hace que el proceso no sea debidamente definido o implementado.

 

6.- ¿Qué opina usted sobre las personas que operan los drones? Por más que sean vehículos aéreos no tripulados, estos tienen que ser conducidos remotamente por un humano, y de eso no se habla mucho.

Es verdad, muchas veces no vemos más allá de la tecnología. Nos olvidamos que hay una persona con una palanca de mando controlando estos vehículos. En el contexto de responsabilidad, no sé cómo se podría lidiar con eso, pero al final del día los drones hacen lo que un humano les manda hacer, no son librepensadores, no son independientes, y la persona al mando actúa bajo el White Paper del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el cual, nuevamente, no define de manera correcta o específica tres términos: amenaza, inminencia y objetivo legítimo. Esto significa que hemos ampliado enormemente el ámbito de quién puede ser ‘dronado'. En el contexto de responsabilidad, significa que tenemos una gran variedad de personas a quien podemos asesinar. Es por eso que me siento increíblemente incómodo con la política de drones como está siendo implementada ahora.

 

7.- Hay también mucho debate alrededor del uso del derecho de derechos humanos en las áreas donde se están usando drones ya que, en el caso de los Estados Unidos, este no ejerce control efectivo en las regiones donde está actuando. ¿Tienes los EEUU obligaciones de derechos humanos extraterritoriales? ¿Se puede aplicar el derecho de los derechos humanos en este tipo de situación?

Absolutamente. Diría que otra pregunta que se debe hacer también es cuál es el rol de las leyes de guerra en esta situación, ya que los drones no están siendo usados en un contexto de guerra, sino en uno de conflicto. Varios documentos internacionales dicen claramente que los EEUU están violando la soberanía de Dios sabe cuántos otros países regularmente y la pregunta es, ¿cómo podemos regular eso? Sin embargo, no creo que tengamos las respuestas en este momento.

 

8.- Obviamente cuando se habla de drones se habla también de uno de los casos más importantes de excepcionalismo americano ya que por ahora, los EEUU son los únicos con este tipo de tecnología. Pero como usted dijo antes, países como China podrían obtener esta tecnología en un futuro no muy lejano y empezar a utilizarlos. Si esto pasase, ¿cuál podría ser la reacción de los EEUU? ¿Permitirían que China actúe tan libremente como lo hace ahora los EEUU?

No sé si tenga una respuesta a esta pregunta, no sé si haya una respuesta. A ver, pongámonos a pensar sobre un país X, digamos Argentina. Supongamos que hay un argentino en Washington DC que de alguna manera enfureció al gobierno argentino. ¿Podría Argentina mandar un drone a asesinar este argentino en los EEUU? Es una muy buena pregunta, porque si los EEUU puede asesinar a alguien en Pakistán quien, de alguna forma y otra ha enfurecido al gobierno americano, ¿por qué no lo podría hacer Argentina? Esto lo digo medio en broma pero no tanto en broma. Uno diría que hay asuntos de violación de soberanía, etc. etc. pero nosotros violamos la soberanía de otros países cada día. Entonces, los drones cambian drásticamente la manera en la que los conflictos son manejados, y las interrogantes hipotéticas como esta todavía no han sido discutidas.

 

9.- ¿Cree usted que una revisión a las leyes para que sean más relevantes al uso de drones sería beneficioso?

Se podrían organizar convenciones de la ONU, y todo tipo de cosas que se pueden hacer para resolver este problema. Pero como dije, todavía falta mucho para llegar a una respuesta concreta, y hay que avanzar en pasos pequeños.

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742