Palestina: hacia la construcción de su futuro Estado

24 de noviembre de 2009
Sesión académica a cargo del Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas
Por Gloria Montanaro

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, brindó el martes 24 de noviembre una conferencia organizada por el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) en el Hotel Sheraton. Durante la reunión habló sobre el conflicto árabe-isarelí, el rol del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y se refirió a las próximas elecciones palestinas amenazadas por Hamas.

Al inicio de su disertación, el líder árabe aseguró que no existe más opción para la paz con Israel que las negociaciones. Además, sostuvo que la causa Palestina es considerada la cuestión más compleja de la historia moderna.

Abbas (también conocido como Abu Mazen) nació en 1935 en la ciudad de Safed, en ese entonces perteneciente al Mandato Británico de Palestina. Cuando tenía 3 años, emigró junto a su familia rumbo a Damasco y no regresó a territorio palestino hasta 1995.

"Nos trataron como refugiados, y yo fui uno de los que vivió como refugiado en la diáspora", dijo frente a un público compuesto por estudiantes, políticos y diplomáticos, entre los que se encontraba presente el embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit.

"Sinceramente les digo, yo he llegado a un callejón sin salida. Me pregunto muchas veces ¿para qué seguir en el poder si no puedo lograr lo que mi pueblo quiere?"

Durante el exilio en Quatar, Abbas co-fundó junto a Yasser Arafat el movimiento Fatah, que en ese entonces realizaba ataques terroristas exaltando la causa palestina. "Necesitábamos llamar la atención del pueblo, queríamos recordarle al mundo que existíamos", manifestó, y agregó que en ese entonces no consideraba la lucha armada como un fin sino más bien como un medio para lograr un objetivo.

El actual líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), presidente desde enero de 2005, es criticado por la profunda escisión entre su propio movimiento Fatah, que gobierna Cisjordania y el movimiento Hamas, que controla la Franja de Gaza.

El movimiento opositor Hamas (Movimiento de Resistencia Islámica, por sus iniciales en árabe) es considerado una organización terrorista por Israel, EEUU y la Unión Europea, y se había mantenido siempre afuera de la principal estructura política, la OLP. Sin embargo, en 2006 compitió y ganó las elecciones legislativas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) sobre los territorios ocupados. La decisión de enfrentar los comicios tuvo un impacto profundo en el conflicto árabe-israelí, ya que desde entonces, Hamas inició una pelea por el poder contra Fatah.

Al ser consultado sobre su opinión acerca de este movimiento, Abbas dijo: "Es vuestro problema y es nuestro problema", pero aseguró que de todos modos se niega a usar las armas contra ellos, "por qué las voy a usar contra mi pueblo, si no las uso contra otros".  Además, indicó que la organización yihadista está en un proceso de negociaciones secretas con Israel. Para él, el principal conflicto interno es que el grupo no reconoce a la ANP.

Con Hamas en control de Gaza y Fatah gobernando en Cisjordania, la aspiración de una Palestina independiente parece más lejana que nunca. Las próximas elecciones palestinas tomaron especial relevancia por este motivo.

Postergadas para principios del 2010, Abbas confirmó una vez más en Buenos Aires que no presentará su candidatura. "Para qué seguir en el poder si no puedo lograr lo que el pueblo quiere", se preguntó. No obstante, reivindicó el valor de los comicios y descartó que la paz en la región dependiera de una sola persona. "La única solución son las elecciones. Si el pueblo los apoya, que se queden con la Franja de Gaza y Cisjordania", declaró.

Una semana antes de su paso por la Argentina, el actual presidente de Israel, Shimon Peres, también realizó una visita oficial por nuestro país. Abbas se refirió a él como un amante de la paz, no obstante, consideró que a pesar de querer la paz, "las circunstancias internas (de Israel) son mayores que él".

"El Presidente Obama tiene buenas intenciones y quiere la paz verdaderamente, pero no hizo todo lo posible. Necesitamos que presione a Israel, sólo él puede hacerlo"

La opinión de Abbas sobre el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu está bastante alejada de la que expresó por Peres: "El Sr. Netanyahu no quiere frenar los asentamientos y dice falsamente que no acepta condiciones previas". Asegura que la no preexistencia de condiciones es falsa porque es el derechista quien no acepta la convivencia de dos Estados ni el cese de la construcción de asentamientos en los territorios en conflicto.

El día 17 de noviembre, el Comité de Planificación y Construcción de Jerusalén autorizó la construcción de 900 viviendas en una colonia judía de la ciudad. Cerca de unos 500.000 judíos viven en más de 100 asentamientos construidos desde la ocupación israelí, en 1967, de Cisjordania y de Jerusalén Oriental. El día siguiente a la conferencia brindada por el Presidente Abbas en Buenos Aires, el Primer Ministro Netanyahu anunció su intención de detener nuevas edificaciones residenciales en Cisjordania, con el objetivo de reiniciar las conversaciones con Palestina. Sin embargo, esta decisión no modifica la situación de construcciones ya existentes, alrededor de tres mil unidades de vivienda que se establecieron en la zona (New York Times).

En cuanto a la actuación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el conflicto, Abbas mostró confianza y dijo: "No vamos a anunciar nada de manera unilateral. La hoja de ruta no va a fracasar". La mencionada hoja de ruta es un conjunto de metas, separadas en tres fases, que israelíes y palestinos deben cumplir en forma paralela para avanzar en el diálogo. Este documento fue adoptado por el llamado "Cuarteto" que incluye a los Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia, y las Naciones Unidas, y por las partes del conflicto en el año 2003. En ella, se plasma la visión de dos estados, un Estado de Israel con derecho a existir en paz y seguridad, y un Estado de Palestina, independiente, viable y soberano.

Entre los requerimientos a cumplir se encuentran el cese de violencia palestina y el fin de la construcción de asentamientos israelíes en territorios palestinos. Abbas exige a su homólogo de los Estados Unidos, Barack Obama, que se pronuncié claramente sobre este último llamamiento: "Tiene buenas intenciones y quiere la paz verdaderamente, pero no hizo todo lo posible. Necesitamos que presione a Israel, sólo él puede hacerlo", expresó. Además, aseguró que la "ansiada paz no implica sólo un beneficio para Israel y Palestina, pues la paz en Medio Oriente es la llave para la paz en Afganistán, en Pakistán, en el cuerno de África, en Irak y muchos otros lugares".

Antes de retirarse, Abbas exhortó a la Argentina a mantener buenas relaciones con Israel y Palestina para "ser parciales con la paz", y se conmiseró con los atentados terroristas perpetrados contra la comunidad judía: "Alguna vez llegó el dolor acá y esperamos que no vuelva. El terrorismo busca el camino más fácil para anunciar su existencia".

Más información:

CARI, Serie Artículos y Testimonios, Nº 58
BBC. Todo sobre la Hoja de Ruta
BBC. Profile: Mahmoud Abbas
BBC. Profile: Fatah Palestinian movement
Council on Foreign Relations
Hoja de Ruta para la Paz en Medio Oriente

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742